Quédate en casa, porque yo no puedo

Hoy sentí angustia al ver mi CESFAM lleno de gente durante todo el día buscando recibir su vacuna influenza.

¿Por qué angustia? porque esa aglomeración buscando estar sanos puede llevarlos a enfermar, porque muchos llevan mascarillas con falsa creencia de seguridad, porque cuando se disparen los casos de COVID-19 no tendremos ninguna posibilidad de hacerles frente. No si la curva de contagio se dispara.

Me cargan en general todos esos mensajes que digan que “salvo vidas”.. pero en este caso les pido que nos ayuden a mantenerlos sanos. De verdad quédense en casa todos cuantos puedan. Y quienes no puedan, mantengan distancia de otras personas, cúbranse al toser, lávense las manos en cuanto puedan regresar a casa (o alcohol gel en el trayecto si lograron encontrar).

Si tienen que hacer compras, prefieran comercios pequeños con menos flujo de personas, o repartos a domicilio. No vayan a restoranes, no vayan al gimnasio. Suena a paranoia, pero créanme que no lo es.

Inicialmente minimicé la amenaza del nuevo coronavirus, pero ahora lo que nos queda es darle el real peso y actuar en consecuencia.

undefined

(publicado en Facebook, 18/03/2020)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s